Consejos para encontrar el mejor traductor jurado

8 septiembre, 2020
Consejos para encontrar el mejor traductor jurado

Cuando llega el momento en que necesitamos un traductor jurado es porque nos encontramos ante un trámite administrativo que tenemos que realizar lo antes que se pueda. Para ello es necesario un servicio donde la fiabilidad y la rapidez es necesaria. Eso sí, como dicen desde Eikatrad, es necesario que para ello la empresa elegida tiene que ser seria y con experiencia, pues los errores y más en el campo de la traducción jurada pueden tener consecuencias muy serias.

La necesaria traducción jurada está certificada

En nuestro país, como sucede en muchos otros países, no todo el mundo puede hacer una traducción jurada. En este sentido, tiene que tener el certificado del Ministerio de Asuntos Exteriores, con el que poder traducir y que así se la traducción oficial, pues debe ajustarse en el documento original.

Traductores nativos

Uno de los elementos fundamentales es recurrir a que los traductores puedan recurrir a la traducción en su lengua materna. Él va a poder traducir el mensaje con exactitud, pues podrá hacerlo con sus matices culturales.

Algunos idiomas que se hablan en muchos sitios del mundo como el inglés, francés o el español, sí que es cierto que pueden llegar a tener algunas peculiaridades, dependiendo de dónde se encuentren.

La traducción se va realizando en una serie de fases, desde el tiempo de trabajo de investigación de términos por parte del traductor, como por una revisión que pueda garantice una buena calidad de contenido final por un revisor con experiencia. Una agencia que tenga buenos traductores necesariamente debe estar traducida correctamente y adapta al público de destino.

Elegir una agencia especializada

Hay que tener claro que la especialización en las agencias de traducción puede ser una ventaja. Cada uno de los sectores tiene sus propios términos concretos, por lo que es necesario en muchos casos tener a profesionales especializados.

Examinar los certificados de calidad

Unos certificados buenos de calidad en las traducciones son garantía de la formación y de los años de experiencia de los profesionales con los que va a trabajar en una agencia, puesto que es una garantía del cliente, pues pueden aplicarse a los procesos profesionales que son necesarios para una buena traducción.

Para ello hay que estar seguro de que los certificados de calidad y la garantía de la traducción  será buena. De cara a que se pueda hacer una comprobación de la profesionalidad, es necesario que las normas y los certificados de calidad sean respetados.

Los servicios de traducción tienen algunos certificados como puede ser la norma UNE-EN 15038:2006. La norma europeo es la que se encarga del proceso central de la traducción. El objetivo principal el establece y la definición de los requisitos para prestar un buen servicio de calidad.

Algunos, como el sistema ISO 9001:2008  lo que hace es centrarse en la administración de la calidad. Es necesario tener claro que las normas ISO 9000 es un conjunto de normas de calidad y gestión para toda clase de empresas, pues las establece la Organización Internacional para la Estandarización y están compuestas de una serie de guías y estándares en relación con los sistemas de gestión.

Tarifas y plazos de entrega

Tal y como sucede en todos los procesos selectivos, las tarifas de traducción son realmente importantes, más en un sector como es el de la traducción, donde lo normal es que se cobre por palabra y las características del documento de origen.

El precio siempre es un factor bastante importante cuando se quiere contratar el servicio, pero este no es un factor que solo deba decidir el que nos decantemos por unas u otras.

Sí que es verdad que las empresas realizan unas inversiones enormes a la hora de crear buenos contenidos de calidad, por lo que siempre quieren tener unos traductores que estén correctamente formados y tengan la capacidad, debiendo ser garantía de traducción de los matices del mensaje, por lo que es importante dar el servicio que se acuerda en el plazo debido, donde también se deben los formatos para las necesidades que se tengan.

Hacerse una idea más personalizada de la agencia

Al final, cuando tenemos que elegir, también hay un elemento subjetivo, si la atención que reciba la agencia, lo profesionales que sean y la capacidad para resolver los encargos que se le propongan. Si todo esto se hace bien, pues vas a tener la suerte de encontrar la agencia de traducción con la que puedas tener una relación a más largo plazo en caso de que lo necesites. Todo es buscar y seguro que al final eliges bien.