La impresión en 3D, la máxima expresión del poderío de la tecnología en la actualidad

5 mayo, 2020
La impresión en 3D, la máxima expresión del poderío de la tecnología en la actualidad

No paramos de sorprendernos acerca de cómo la tecnología, una tecnología cada vez más sofisticada, rápida y eficaz, ha cambiado nuestra vida en un periodo de tiempo muy reducido. La verdad es que, a veces, el desarrollo tecnológico de esta sociedad ha parecido una cosa más propia de la magia que de la realidad en la que nos encontramos inmersos. Desde luego, a nadie se le escapa el hecho de que esa evolución es la que nos ha permitido, a día de hoy, hacer cosas que en otros momentos de la Historia solo podíamos imaginarnos.

¿Quién iba a pensar, hace algunas décadas, en que se pudieran imprimir objetos en tres dimensiones? Esto parecía cosa de los extraterrestres. Pues bien, nos encontramos en el año 2020 y esto ya viene siendo habitual durante los años pasados. Es algo que pone de manifiesto la evolución de la que venimos hablando y que ha caracterizado, de una manera más o menos potente según el caso personal de cada uno, nuestra vida. Lo que está claro es que, ahora, el ser humano tiene una enorme diversidad de capacidades y opciones de la que antes no podía presumir en absoluto.

La impresión en tres dimensiones es una de las cuestiones que más increíbles nos parecen una vez llegados a este punto. Se trata, según el portal web Wikipedia, de “un grupo de tecnologías de fabricación por adición donde un objeto tridimensional es creado mediante la superposición de capas sucesivas de material”. Acostumbrados como hemos estado a la impresión de toda la vida, la de los folios, en dos dimensiones, esto nos parece algo que todavía a día de hoy viene del futuro. Y es que no es para menos. Nos encontramos todavía en esa fase en la que estamos explorando hasta dónde pueden llegar las aplicaciones de este tipo de tecnologías.

La llegada de este tipo de tecnologías forma parte de una apuesta decidida por parte de las empresas españolas por la modernización de sus maquinarias. Así las cosas, el diario La Vanguardia informaba en una de sus noticias, de que la inversión en tecnología en España se iba a duplicar en el año 2018, algo que finalmente terminó sucediendo y que permitió que miles y miles de empresas en nuestro país mejoraran sus índices de competitividad, lo cual es sinónimo de vitalidad en un negocio.

Las impresoras en tres dimensiones se han convertido en objetos de importante necesidad, sobre todo, para las agencias gráficas. Hoy en día, la cantidad de trabajos que se necesitan y que pueden ser producidos por una máquina como esta son bastante numerosos. Así es como nos lo han comentado los profesionales de una entidad como lo es Sicnova 3D, especializados precisamente en este tipo de tecnologías y que han visto como, en apenas un par de años, ha crecido la demanda de este tipo de productos hasta llegar a un límite insospechado hasta hace no demasiado tiempo.

No hemos alcanzado el pico de ventas todavía

Los profesionales especializados en este ámbito aseguran que todavía no hemos alcanzado la cima en lo que respecta a la venta de este tipo de máquinas. Y es que todavía son muchas las personas que no terminan de creerse todo lo que este tipo de tecnologías puede hacer. Pero, cuando realmente se sea consciente de todas esas ventajas, no cabe la menor duda de que todo el mundo querrá tener a su disposición un elemento como este, destinado a seguir liderando esa revolución tecnológica que parece que no cesa en este grandioso siglo XXI.

La tecnología nos está haciendo la vida más fácil que nunca y eso todos y todas lo sabemos. Si retrocediéramos 20 años de golpe, nos daríamos cuenta de todo lo que hemos cambiado y valoraríamos todavía un poco más lo que tenemos. Porque muchas veces no lo hacemos y la verdad es que es una lástima. La tecnología ha venido a nuestros días para quedarse y para proporcionarnos ventajas como lo pueden ser la reducción de los plazos de producción de un objeto cualquiera o la constitución de productos de los que antes no disponíamos y que ahora hacen que nuestra vida sea algo más fácil.

En este último caso se sitúa la impresora 3D, que no cabe la menor duda de que seguirá conquistando los corazones de mucha gente de aquí a dentro de no mucho tiempo. Desde luego, son muchas las ventajas que nos ha proporcionado este producto y muchos los avances que nos ha permitido implementar. Son muchas las empresas y también los particulares que nos lo pueden confirmar de una manera más concreta y plenamente real. Y estamos convencidos de que esa cantidad de aplicaciones va a seguir creciendo y que se va a seguir mejorando todo lo que tenga que ver con la impresión en tres dimensiones.