Con faldas y a lo loco versión 3.0, ácida, mordaz, extravagante

12 Mayo, 2017

Si hay una película perfecta esa es sin lugar a dudas, Con Faldas Y A Lo Loco,de Billy Wilder, lo que resulta paradójico, ya que es precisamente lo contrario de lo que intenta transmitir su mensaje, reflejado en su tan famoso final y en su “nadie es perfecto”. Pero sí, Billy Wilder lo era, y eso queda patente en su vasta filmografía. Este hombre brillante escribió 60 guiones y rodó 26 películas, y ninguna nos ha dejado indiferentes a nadie, jamás. Además recibió unas 20 nominaciones a los Oscars, y gano en 5 ocasiones. Todo un genio del cine que tantos y tantas aficionados al séptimo arte tienen como referente y maestro.

Nosotr@s hemos querido rendirle un homenaje especial al director y guionista en mi compañía de teatro y durante estos días estaremos en algunos teatros del país representando un divertidísimo musical basado en la película del genial Billy Wilder. Estamos muy nervios@s y a la vez entusiasmad@s con el estreno, sobretodo yo. Y es que no todos los días una se tiene que meter en la piel de la maravillosa Marilyn Monroe.

Quisiera aprovechar este espacio para dar las gracias a H.H.G por su paciencia, profesionalidad y eficacia, ya que esta tienda al por mayor  ha sido la principal proveedora de vestuario de la compañía, en esta obra que hemos querido ambientar en Ibiza. Y es que nuestras versiones no se ajustan demasiado a las originales. Siempre intentamos dar un toque distinto, que deje al espectador sorprendido, y que sienta cierta sensación de no saber bien donde está. Y esta también era la intención de Wilder. Pero volviendo a H.H.G, las dos colecciones que desarrolla en enero y septiembre, son espectaculares, ropa de mujer, cómoda, colorida y actual, y puede comprarse tanto a través de la web como en sus almacenes mayoristas, en tiendas de Madrid, Cantabria o Valladolid, tanto físicas como online. En Cantabria tenemos una tienda que dispone de esta marca entre su colección de ropa étnica, y compramos un montón.

Por qué nos gusta tanto Billy Wilder

Este prolífico autor nació en Polonia y siendo cronista en Berlín, ya manifestó un interés especial por el cine, sus continuas visitas a los estudios cinematográficos de Alemania daban nuestra de ello. Pero con el ascenso del nazismo se vio obligado a huir, y este extravagante personajes se trasladó primero a París, y más tarde a los EEUU. Peter Lorre fue con él. Su madre, no quiso dejar Viena y moriría en los campos de Auschwitz.

Su filmografía es impresionante y abarcó diferentes géneros, desde el terror o el suspense a la comedia más desternillante o el cine negro.

Su genialidad le llevo a conocer lo que se escondía tras Marilyn, supo ver más allá de las apariencias y llegó a reconocer que Monroe, había sido la mejor actriz cómica con la que había trabajado, aunque también se quejaba de su actitud y de su conocida falta de puntualidad. En palabras de Wilder”Marilyn era esa carne que creías poder tocar con solo alargar la mano, pero al contrario de lo que pensaba todo el mundo ella no quería ser un símbolo sexual, y eso la mató. Era una mezcla de pena, amor, soledad y confusión, pero tenía un problema más grave: se enamoraba con demasiada rapidez”.

Wilder rodó con Marilyn la tentación vive arriba y con faldas y a lo loco, pero tras esta última declaró públicamente que jamás volvería a trabajar con la tentación rubia. Arthur Miller, marido de Marilyn en ese momento, acusó al director de provocar, con su película, el aborto de la actriz.

Entre las mejores obras de este gran maestro destacan las siguientes:

  • Traidor en el infierno,
  • El gran carnaval,
  • Días sin huella, Berlín Occidente
  • La tentación vive arriba
  • Irma, la dulce
  • Uno, dos, tres
  • Perdición
  • Testigo de cargo
  • Sabrina
  • Primera plana
  • Con faldas y a lo loco
  • Fedora
  • El crepúsculo de los dioses
  • El apartamento

Pero entre todas destaca Con Faldas Y A Lo Loco, puede que la mejor película cómica de la historia del cine. Por eso, desde nuestra compañía, le rendimos un original homenaje.